A menos que sea causado por un problema médico real, el estreñimiento se relaciona más a menudo con los malos hábitos. A continuación compartimos con vosotros algunos consejos sencillos sobre el estilo de vida que ayudarán de forma notable a mejorar los movimientos intestinales. 

Los 8 consejos para abordar el problema de estreñimiento son los siguientes:

Beber agua con normalidad

Es bien sabido que hay que beber entre 1,5 y 2 litros de líquidos al día para estar en forma. Este hábito es aún más importante si se tiende a estar estreñido, porque la absorción de suficientes líquidos ayuda a suavizar las heces y contribuye a su mejor evacuación. No te excedas con el café

Beber zumos frescos de cítricos con el estómago vacío.

Algunos zumos de cítricos (naranja, limón, pomelo…) son excelentes laxantes naturales. Su acción sobre el tránsito intestinal será aún mejor, si adquieres el hábito de consumir cada mañana en ayunas un vaso grande y frío de uno de estos zumos de fruta que te ayudarán además a llenarte todas las mañanas de vitaminas

Koi No Yokan - Salud

Comer más fibra

Hoy en día, nuestra dieta es bastante baja en fibras naturales. Sin embargo, estas fibras dietéticas ayudan al intestino a eliminar los desechos de tu cuerpo. Por lo tanto, comer más frutas y verduras frescas y secas, preferir los cereales integrales (arroz, pasta, pan, etc.) a los cereales demasiado refinados que carecen notablemente de estas preciosas fibras te ayudarán mucho cuando tengas que ir al baño. Comer ciruelas, remedio probado por la abuela. Las ciruelas y las pasas son laxantes naturales y eficaces

El deporte

La vida sedentaria promueve el estreñimiento. Al fortalecer los músculos abdominales, el ejercicio regular también ayuda a evacuar las heces con más frecuencia. Unos simples ejercicios le ayudarán a tensar los músculos abdominales.

Tómate tu tiempo para ir al baño

El estrés y la falta de tiempo en el baño favorecen el estreñimiento. Los movimientos intestinales normales involucran diferentes músculos que necesitan ser relajados para funcionar mejor. Toma un libro o una revista y siéntate cómodamente en el asiento del inodoro para relajarte.

Ir al baño a horas regulares

Ve al baño a la misma hora todos los días, así podrás entrenar tu intestino y tus músculos para que hagan su trabajo regularmente. Una vez más, tómate tu tiempo y no tengas miedo si «no sucede». ¡Los buenos hábitos a veces tardan mucho en desarrollarse!

No te contengas para evitar el estreñimiento

Por diversas razones, algunas personas se resisten, negándose a cumplir los requisitos que todo cuerpo humano y sano necesita. No es nada recomendable retrasar ir al baño o negarse a hacerlo.

Cuidado con los laxantes

A largo plazo, el abuso de laxantes lleva a una dependencia del intestino, que ya no puede funcionar normal y naturalmente. Antes de usarlos, pruebe con soluciones naturales. Si eso no funciona, hable con su médico.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here